Tratamientos a domicilio

Al iniciar este año me he propuesto acercar la fisioterapia a tu hogar. Te ofrezco los mismos tratamientos que puedes recibir en consulta pero en la comodidad de tu casa.
Además si eres mamá de un bebé mientras recibes tu tratamiento (masaje terapéutico, drenaje linfático, etc)  cuidamos de tu bebé.

Claves “científicas” para vivir felices

Según un artículo de la Agencia Efe dar las gracias y ser amable son claves “científicas” para vivir felices


Así lo aplica la teoría de la Psicología Positiva que pone en práctica la profesora  de la Universidad de Valladolid, Begoña García Larrauri .


Practicar ciertos hábitos como dar las gracias o ser amable con los demás puede constituir la clave para tener una vida más feliz y para relativizar las preocupaciones cotidianas.

Esta reciente rama de la psicología mantiene que determinados comportamientos como el humor motiva un estilo de vida más feliz.

La antipatía y el mal humor "son contagiosos", del mismo modo que la amabilidad y el buen humor, pero es este último caso el que se convierte en una fuente de satisfacción y de energía que se refleja en los demás si el interlocutor la practica, por lo que García Larrauri propone que optemos por los rasgos positivos.

Este "camino del fluir" es útil para cualquier persona, pero es especialmente importante en profesiones como el sanitario o el docente, ya que son sectores en los que se trabaja en contacto con otras personas y, en ocasiones, se convierten en modelos sociales a seguir.

Para García Larrauri, este planteamiento es distinto a la "risoterapia", en la que a su juicio "no se profundiza, no se va más allá en la idea" de la utilidad cotidiana del buen humor, y además no está avalada por una tradición científica.

Por este motivo, muchas veces "se subestiman" las propiedades de la Psicología Positiva, cuyo máximo representante es el estadounidense Martin Seligman, que tiene una vía de investigación previa que le da prestigio y credibilidad a la nueva tendencia.

Begoña García, quien también es doctora en Psicología, ha comprobado las virtudes de esta ciencia en algunos de sus estudios centrados en la actitud de algunas personas antes, durante y después de asistir a un curso del valor del sentido del humor.

Tras cuatro meses de seguimiento a una muestra de 80 participantes, la investigación concluyó que la manera de afrontar su calidad de vida había cambiado, así como la capacidad para controlar el estrés.

Cuatro meses después García y su equipo corroboraron que los resultados crecían, porque "ser más feliz crea un poder de refuerzo más fuerte y mejor instalado".

Otros estudios procedentes de alumnos de la Facultad de Educación de la Universidad de Valladolid comprueban que introducir pequeños paréntesis de humor al principio y al final de las clases con niños durante un trimestre "mejora los resultados de los exámenes y van más contentos al centro".

Alarma de incendio

Imaginemos que tenemos un sistema de detección de incendios en casa y salta la alarma de una habitación. Nuestra reacción lógica sería comprobar que efectivamente hay un incendio y acto seguido sofocarlo. 
Ahora, pensemos en nuestro cuerpo como una casa y la espalda una habitación. El dolor de espalda equivale a una alarma del sistema y al tomar medicamentos (antiinflamatorios, calmantes y relajantes musculares) conseguimos anular la alarma pero no sofocar el incendio. 
Recientes estudios demuestran que el uso de fármacos tipo antiinflamatorios y relajantes musculares no ayudan a curar los dolores de espalda, así como otros métodos usados tradicionalmente como el reposo en cama. 
Gracias a una mayor información y conocimiento, cada vez más mis pacientes me comentan que son reacios a tomar ciertos fármacos y buscan métodos naturales para aliviar sus dolores de espalda.
En esta línea, los estudios que he mencionado, indican que los fármacos hay que reservarlos para las fases de dolor más fuertes y tomarlos de manera puntual sin excederse en el tiempo, ya que los efectos secundarios son muchos y la probabilidad de que el dolor se cronifique es alta. También demuestran, que si durante un episodio de dolor de espalda, evitamos el reposo manteniendo todo lo que podamos la actividad física, acortaremos la duración del dolor y podremos recuperar antes la normalidad. 

Bajo mi punto de vista, cuando tenemos dolor deberíamos buscar el incendio para sofocarlo y no simplemente apagar la alarma.

Me presento

En 1997 obtuve mi título de Diplomada en Fisioterapia en la Universidad de Rovira i Virgili, y desde entonces, me he dedicado a esta profesión sanitaria en varias de sus especialidades. La experiencia lograda trabajando varios años en rehabilitación en clínicas y hospitales, en mi consulta privada y en el servicio de SPA de hoteles, ha sido complementada a lo largo de estos años con una formación continuada en nuevas técnicas y tratamientos, como la osteopatía, el método Leduc de drenaje linfático, el Concepto Mulligan, masajes ayurvédicos, etc, que me han ayudado a desarrollar mi profesión de una forma más completa para dar un tratamiento más global y eficaz a mis pacientes.
En línea con mi filosofía personal y profesional de mejora continua, abordo, actualmente, un reto más en mi carrera al introducirme en la Biorresonancia, una técnica que estimula los procesos de curación, en la que deposito todo mi saber y conocimiento para desarrollarla y aplicarla, y prestar, en definitiva, un servicio más completo a mis pacientes.